Londres Mágico.2002.

Te recordamos que en esta linea de tiempo los acontecimientos de los libros solo coinciden hasta el sexto año de Harry. Para más información lee la Trama del Foro.
¡Muchas Gracias por participar!
Últimos temas
» Registro de Apellido (Obligatorio)
Mar Sep 08, 2015 5:19 pm por Derkray Mandrake

» Registro de Bando (Obligatorio)
Mar Sep 08, 2015 5:18 pm por Derkray Mandrake

» Registro de PB {Obligatorio}
Mar Sep 08, 2015 5:11 pm por Derkray Mandrake

» Hug, Kiss, Date, Fuck, Kick or Kill
Sáb Sep 05, 2015 12:00 pm por Draco L. Malfoy

» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [CONFIRMACIÓN NORMAL]
Sáb Jun 27, 2015 10:13 pm por Invitado

» Afiliación élite - Once Upon a Time RPG
Miér Jun 24, 2015 2:46 pm por Invitado

» Búsqueda de rol
Sáb Jun 06, 2015 11:57 pm por Sagita Marshall

» Expedientex {Elite REABIERTO!
Dom Mayo 17, 2015 3:56 pm por Invitado

» Immanis foro {Elite]
Jue Mayo 14, 2015 6:07 pm por Invitado

» Vampire Citiy {NUEVO ELITE}
Sáb Mayo 02, 2015 7:56 am por Invitado

  • Staff
  • Awards
  • Censo
  • Créditos


Pansy Parkinson
Fundadora
Perfil


Oliver Wright
Admin. General
Perfil


Hermione Granger
Admin. General
Perfil


Theodore Nott
Admin. General
Perfil


Sagita Marshall
Admin. General
Perfil


Jace Garwin
Admin. General
Perfil
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Brian O'Donnell el Jue Mar 19, 2015 1:01 pm

Había hecho un sin fin de viajes aquel día desde las Catacumbas hasta el Bosque. Todo eso para traer los materiales que los profesores de la Resistencia le habían pedido sacar de Hogwarts. Se había reunido unas semanas antes con James Gibbs para darle la lista de necesidades que tenían los alumnos de bajo tierra, y el profesor había hecho todo lo necesario para sacar aquellos materiales del castillo sin levantar la sospecha de Evangeline Avery.

Brian había usado la ayuda del resto de miembros de su manada. Hombres y mujeres fuertes que podían transportar grandes cajas de un lugar a otro. El único problema era que por seguridad, a pesar de la confianza que él tenía depositada en los miembros de su manada, la Resistencia solo le permitía la entrada a él. Por lo que había tenido que bajar hasta las profundidades de Londres los materiales uno a uno.

El licántropo roncaba en una de las camas de las habitaciones, mayoritariamente compartidas, de la Resitencia. Los pies le salían por el borde de la cama, al igual que los brazos que se alargaban poderosamente abrazando el colchón. Dormía con los pantalones negros roídos de siempre, y con la camiseta de asas blanca que siempre lucía llena de tierra.

El sonido de una radio en una de las habitaciones contiguas le hizo despertarse. Abrió los ojos incómodo y rodó sobre el andrajoso colchón hasta dejarse caer al suelo de rodillas y estirarse. Fue entonces cuando al mirar hacia el suelo, descubrió que no estaba convertido y que aquello no era el bosque donde acostumbraba a dormir.

- Mierda

Se levantó recordando que había decidido pasar la noche en el cuartel de la Resistencia, y que por mucho que prefiriera salir de la habitación a cuatro patas, había prometido comportarse allí dentro. Después de todo había niños pequeños y demasiada gente armada, algo peligroso si nunca habían visto a un licántropo en su forma lupina.

Estiró los brazos hacia arriba, como si intentara tocar el techo y después clavó los pies desnudos en la piedra del suelo. Tras darse unos golpecitos en el pecho escuchó el rugir de sus tripas y se recordó a si mismo que tendría que comer. Tras este breve inciso se giró sobre si mismo para descubrir que no estaba solo en la habitación. Una de las camas estaba siendo ocupada por un chico que dormía plácidamente, y en la otra había alguien sentado. Alguien cuyo olor alertó al licántropo, que enseguida se arqueó sin perder de vista a la chica.

- No me jodas. ¿Están los de dentro enterados de tu presencia peluda, chica?


_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
147

Pb :
Tom Hardy

Fecha de inscripción :
20/02/2014

Localización :
Bosque de Tiranía

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Ofelia K. Krueger el Jue Mar 19, 2015 1:45 pm

Tenía que estar soñando con su harley, por su aspecto tendría unas seis y ninguna de ellas podía comparar sus rugidos con los ronquidos del hombre peludo. Desde que Ofelia se acostó hasta que se levantó la sinfonía no había cambiado, de hecho, si paraba la ponía nerviosa. En las catacumbas todos dormían como podían, donde podían, a la hora que se podía... Ya era inmune a los ronquidos, poses de posesión infernal y podía mantener la concentración en su lectura. De todas maneras no tenía ganas de levantarlo, no quería acercarse ni para poner un calcetín (limpio) en su boca, abrazaba el colchón como si éste fuera a salir corriendo en cualquier instante.

No prestó demasiada atención cuando los ronquidos pararon, asumió que retomaría la sinfonía en lo que cambiara de postura; pero lo que brotó de los labios del hombre fue una palabrota. Alzó la mirada con el ceño fruncido, en las catacumbas habían chicos de todas las edades, no era correcto. Negando con la cabeza volvió a su libro y trató de recuperar el hilo de la lectura. Whatever, ya no era prefecta y en la habitación no habían niños en ese momento, ninguno despierto.

- ¿Me hablas a mí? -Desorientada alzó la vista; si la miraba a ella, se refería a ella. Algo ofendida se encogió de hombros, nadie la había llamado "peluda", ni siquiera Patch, y eso probablemente era porque ella no lo había molestado con Twilight por más que su malicia insistiera- Tiene gracia, ¿hace cuanto que no te ves en un espejo?

Él olía familiar, cosa bien extraña porque nunca lo había visto en su vida. Dejó el libro a un lado y bajó los pies de la cama, casi no sentía el frío del piso de piedra, un pequeño bombillo flotó sobre su cabeza y se encendió: Era un licántropo. Por algo le había preguntado si en la resistencia alguien sabía de su condición.

- Espera, espera... Eres un lobo -Se adelantó cruzando los brazos, eso no era una pregunta. El olor era demasiado familiar ahora que estaba cerca- Si no lo eres, tienes que darme el truco, hasta ahora sólo el chupasangres ha sabido lo que soy sin que yo lo diga.

Francamente, o era uno de los suyos, o un mentalista. No era el tipo de información que compartiera entre smors, por supuesto que el "alto mando" sabía, siempre la ayudaban a conseguir los ingredientes de la poción matalobos. No se le ocurrió preguntar por otros licántropos, o por otros vampiros, simplemente pensó que ella Patch eran los únicos.

_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
110

Pb :
Alexandra Daddario

Fecha de inscripción :
17/03/2014

Edad :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Brian O'Donnell el Jue Mar 19, 2015 2:15 pm

Brian asintió en cuanto la primera palabra salió de la boca de la joven. Una pregunta estúpida teniendo en cuenta que era la única persona despierta de la habitación. Entonces llegó aquella respuesta que inmediatamente le provocó una carcajada. La peluda tenía gracia, una gracia que le faltaba a la gran mayoría de las personas con las que compartía refugio en el exterior. Lo más gracioso que llegaba a oir eran los intentos de silbidos de Dallas. Uno de los miembros más jóvenes de la manada, y al parecer, una de las pocas personas en la tierra incapaces de silbar.

- Eres muy observadora

El licántropo la observó con curiosidad. Los licántropos que no vivían en manada eran los que normalmente habían sido mordidos durante su etapa ya humana. Y su notable inexperiencia en cuanto al reconocimiento de olores le hacía pensar en que tal vez aquella era la primera vez que estaba en presencia de otros de su especie.

- ¿Cuánto tiempo hace que te mordieron?

Comenzó a hablar más bajito, para que la persona que dormía en una de las camas no se despertara y el secreto de la chica volara libre por las catacumbas. No le convenía. Ya en Hogwarts la gente era bastante escéptica con los de su especie. Y más ahora que las manadas estaban siendo contactadas por los mortífagos.

Brian buscó entre los olores que alcanzaba a analizar el olor de un vampiro, cuando lo encontró expulsó el aire por la nariz para quitarse aquello de dentro. Nunca le habían gustado como olían, era como si alguien se echara un perfume fuerte y te lo hiciera esnifar.

- Putos vampiros y sus esencias de lavanda...

Caminó hacia la puerta y la cerró, como si así no le fuera a llegar el olor desde la rendija que quedaba entre el suelo y la madera. La única manera de olvidarse era concentrándose en otro olor, así que decidió concentrarse en el olor del libro que ella había sostenido unos segundos antes. El libro le recordó a Hogwarts, como si él hubiera ido a la biblioteca alguna vez o como si hubiera hecho otra cosa a parte de garabatear los hojas con dibujos sin sentido. Un alumno ejemplar con un vocabulario amplio, exquisito y educado. Jah

_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
147

Pb :
Tom Hardy

Fecha de inscripción :
20/02/2014

Localización :
Bosque de Tiranía

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Ofelia K. Krueger el Jue Mar 19, 2015 6:12 pm

Sus ojos casi brillaron cuando quedó claro que sí era un lobo, por eso decidió que era mejor mirar sus pies descalzos a las orbes verdes del licántropo. Para empezar su confianza a los seres mágicos era cero, se consideraba una loba solitaria y a duras penas cabía en el concepto de loba. Disimulaba un poco sus sospechas con Patch, tendría que hacer lo mismo con el extraño, en el fondo sabía que lo necesitaba. Se aplicaba la misma lógica con Patch: Mientras no demostrara ser un traidor, o un psicópata, podía tratarlo. Y en este caso necesitaba tratarlo.

- Hace más de un año... -Respondió a media voz, sin poder contenerse miró sobre su hombro al chico que seguía durmiendo. Lo conocía, no se sentía del todo bien hablando de eso tan cerca de alguien que compartía su cena, pero no se podía fingir la baba que le caía por la comisura derecha de los labios- ¿En serio te molesta el olor de los vampiros?... Quizás me acostumbré al olor.

Olían dulce, en un sentido empalagoso mas no insoportable. Era cierto que si no contaba el episodio en San Mungo, su experiencia con vampiros seguía siendo amistosa; ahora le parecía que se comportaba como Cásper, el fantasmita amigable...

- Espero que no te ofenda -Y dudaba que lo ofendiera, para hacerlo necesitaba un nivel léxico que no poseía- No entiendo muy bien cómo llegaste aquí. Es decir, quien-tú-sabes quiere comiendo de su mano a todas las criaturas mágicas que posibles y tú estás aquí, solo, sin manada -Resopló y se llevó una mano a la cabeza- Mejor seré directa: ¿cómo llegaste aquí?

No podía ocultar que el encuentro era muy importante para ella y si estuviera en las patas contrarias, eso sería bastante obvio. Siendo justa, tampoco ocultaría su desconfianza, después de todo no era una loba por haber encontrado un premio en una caja de cereales; alguien había dado una orden, un licántropo cumplió más que satisfecho. Conclusión: trust no one.

_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
110

Pb :
Alexandra Daddario

Fecha de inscripción :
17/03/2014

Edad :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Brian O'Donnell el Vie Mar 20, 2015 7:32 pm

Al licántropo le asombró el poco tiempo que había transcurrido desde la mordida de la joven hasta el presente. Todavía se podía considerar como una inexperta en el tema. Si le habían mordido durante aquel período podía haber sido cualquier licántropo del bosque. En Tiranía vivían manadas y manadas de licántropos. Unas manadas más agresivas que otras, pero los licántropos no atacaban por placer, atacaban para alimentarse. No solían salir de su territorio. Una de dos. O ella había entrado en Tiranía, o la había mordido un lobo descarriado.

Asintió cuando escuchó la pregunta referente a los vampiros. Pues claro que le molestaba su olor casi perfecto. A un licántropo se le podía oler a leguas, sin embargo los chupasangres tenían la libertad de caminar como lobos entre corderos (irónicamente). Brian no se fiaba de ellos, nunca le había gustado tratar con aquelarres, y mucho menos tras la influencia que El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado ejercía sobre el bosque y sus habitantes. No eran de fiar...

- Bueno. A quien-tú-sabes le gusta fardar de tener a muchos aliados de su parte. Le conviene hacerlo. Y si. Es cierto que muchas manadas se han posicionado de su parte, pero muchas otras han optado por mantenerse al margen

Eran incontables las ocasiones que los mortífagos habían enviado emisarios lupinos para contactar con ellos, como si se pudiera comprar la lealtad de las manadas con solo una promesa de mejorar los derechos de los licántropos y aceptar su presencia en la sociedad. Tonterías. Lo que El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado ofrecería al mundo sería de todo menos una sociedad.

- Es lo que mi manada y muchas otras han optado por hacer. Tengo conocidos aquí dentro. Hijos de muggles, mestizos... Nunca me has visto por aquí porque es la primera vez que entro. Hasta ahora solo hacía trabajos en el exterior para la Resistencia. Pero supongo que se habrán apiadado de mí y me han dejado entrar para descansar... Pero cambiando de tema... ¿dónde estabas cuando te mordieron?


_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
147

Pb :
Tom Hardy

Fecha de inscripción :
20/02/2014

Localización :
Bosque de Tiranía

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Ofelia K. Krueger el Vie Mar 20, 2015 11:55 pm

Al parecer a su nuevo amigo no le gustaban nada los vampiros, recordaría ese seco asentimiento cada vez que se le ocurriera mencionar a Patch. Le tocó a ella asentir a medida que él se explicaba, era todo un descubrimiento para ella eso de que algunas manadas se quedaban de lado. Era agradable saber que no todos en su especie eran tan horribles como el que la mordió, si el hombre que tenía en frente se quitaba la ropa sucia y hacía las paces con la afeitadora, parecería un tipo convencional.

- Es un alivio saber eso.

Así que no andaba por las catacumbas en balde, estaba ahí para ayudar, lo mismo que ella. Alguien había tenido el buen tino de no lanzarla a una de las manadas, estar fuera de un sitio seguro como las catacumbas significaba volver a huir. Sabía que lo que venía era una parranda de preguntas que eran personales para ella, por eso antes de responder su pregunta le hizo una ceña para que la siguiera.

- Estaba en Bristol, me parece... Tenía a un mortífago siguiéndome la pista desde Londres, mi amiga y yo estábamos huyendo. Ella está bien, no la mordieron, sólo les dio tiempo de encargarse de mí. Los chicos de la resistencia llegaron a tiempo -Mientras le resumía su historia, evitando los detalles más tétricos del asunto, sacó su mp4 de la mesa de noche y puso a correr la música sin los audífonos. El pequeño aparato empezó a reproducir Misfits por la corneta que tenía en la parte trasera- Ellos han sido realmente buenos conmigo... Je, me dieron asilo y mucho más, teniendo en cuenta las circunstancias en las que vivo ahora. No me tratan diferente y además me dejan tratar a los heridos, de verdad estoy muy agradecida con todas estas personas -Léase: No abandonaría las catacumbas. Tomó la almohada de la cabecera y se sentó en su lugar, apoyando la almohada en su regazo- Por cierto, mi nombre es Ofelia Krueger, pero llámame Kruger u O, simplemente O.

Extendió una mano para estrechar la suya, durante toda la conversación se le había pasado preguntarle su nombre, su concentración estaba en algo mas.

_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
110

Pb :
Alexandra Daddario

Fecha de inscripción :
17/03/2014

Edad :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Brian O'Donnell el Dom Mar 22, 2015 12:14 pm

Brian aceptó seguirla por el frío suelo de piedra, sin despegar la vista de ella ni por un segundo por precaución. Era algo que hacía constantemente, mantener vigiladas a las personas que aparecían tan repentinamente en su vida. Pasaría un tiempo hasta que se fiara completamente de la licántropa. No le servía de nada que trabajara con la Resistencia. Después de todo había traidores en ambos bandos.

- Licántropos en Bristol...

Se rascó la barbilla pensativo. ¿Sería un miembro de la manada de Aceroamargo? Habían sido una de las primeras manadas en unirse a la causa del Mago Oscuro. Ni siquiera habían esperado a tomar la decisión tras la reunión de los alfas. Habían ido por libre, como siempre. Movilizándose de la única manera que sabían. Para los licántropos era difícil hacerlo cuando se trataba de atacar en las noches de luna llena. Permanecían juntos en la transformación y sabían que el alfa no perdería su rango en cuanto se transformaran, pero lo que en un principio podía ser un simple plan de cacería, podía convertirse en una batalla con otras manadas. Cuantas veces se había despertado en medio del bosque sin reconocer el territorio donde se encontraba...

Brian se sorprendió al escuchar la música muggle saliendo del reproductor. No era la clase de música que acostumbraba a escuchar, pero si recordaba haber entrado a varios bares nocturnos y escuchar el sonido particular de aquel grupo. El licántropo bajó la mirada hacia la mano que la chica le había ofrecido y alargó su brazo para estrecharla.

- Entendido Krueger. Yo soy Brian para los humanos, aunque si alguna vez me buscas fuera tendrás que preguntar por Toluk

Dentro de las manadas cada uno tenía su nombre. No era por cuestiones de seguridad, que sería lo más normal, era simplemente porque los motes eran algo común entre los lobos. Evidentemente "Aceroamargo" no era el apellido del licántropo, era un hombre que se había ganado el mote por sus orejas agujereadas con pendientes de acero (que mantenía durante su transformación). Aquellos puñeteros pendientes pesaban tanto, que Brian recordaba las orejas del animal cayendo completamente hacia abajo cuando se transformaba.

- No tengo más preguntas para ti. Pero estoy seguro de que tienes alguna para mi. No es bueno ni sano para un licántropo estar lejos de una manada...


_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
147

Pb :
Tom Hardy

Fecha de inscripción :
20/02/2014

Localización :
Bosque de Tiranía

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Ofelia K. Krueger el Lun Mar 23, 2015 3:09 pm

- Un placer, Brian.

Toluk... Se repitió mentalmente el nombre otras dos veces para grabarlo. Nadie le había dicho que usaban nombres diferentes entre ellos, de nuevo, los magos se mantenían muy alejados de los licántropos. Prácticamente se vieron obligados a armar su propia sociedad, a quedarse a un lado.

- ¿No más preguntas? -Eso estaba bien, bajó sus ojos y su sonrisa complacida al MP4 para bajarle dos líneas al volumen, sólo era necesario para que no se distinguiera lo que decían- Tengo tantas que me vas a poner una orden de alejamiento... -No quería ser grosera y desechar la compañía de las manadas en seco; era inteligente y veía parte de lo que ganaría si formaba parte de un "nosotros". Puede que conociera a otro sanador o medimago entre ellos, como podía pasar que Rosier tuviera espías en las manadas y diera con ella- Las manadas, ¿qué hacen cuando se transforman? ¿alguno de ustedes toma la poción matalobos?... ¿hay medimagos entre ellos?

Lo más importante era saber si podría seguir ejerciendo, tanto medicina muggle como mágica. Al principio le había parecido un error dejar San Mungo para darse el gusto en la escuela de medicina, sin mencionar lo mucho que le había costado hacerlo. Pero quería una educación íntegra, tocar ambos lados de la balanza, y le había dado sus frutos antes de que "alguien" llegara a incendiar su patio trasero. El patio trasero, el jardín y hasta la casa del perro.

- ¿Y Toluk tiene algún significado especial?

_______________________________________________________

avatar
Ver perfil de usuario
Mensajes :
110

Pb :
Alexandra Daddario

Fecha de inscripción :
17/03/2014

Edad :
26

Volver arriba Ir abajo

Re: Despertares lupinos (Ofelia K. Krueger)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.